El fraude de los cibersondeos

Publicado en por Innovative Marketing

4385889658_667f48b040.jpg

Hace unos días tuve una acalorada discusión con un colega acerca de la validez que tienen las “encuestas” en Internet y sobre el uso que tanto el gobierno federal como el local dan a estas para legitimar ciertas acciones.  Todo empezó por un anuncio que vimos en cierta delegación en la que se le preguntaba a la gente su opinión acerca del tráfico, dejando el link a una página de Internet para que se quejaran del mismo. Estos anuncios tienen una planeación muy inteligente ya que están colocados justamente en los puntos vehiculares más conflictivos y podemos apreciar claramente que el mensaje de dicho anuncio está influyendo en el posible encuestado para que de cierta respuesta. En pocas palabras el estudio esta sesgado desde el comienzo y no es útil para fines informativos.

Ahora todo esto tiene un propósito, que aunque no es ningún secreto que tenemos un fuerte problema de tráfico en la Ciudad de México, esta delegación está planeando la construcción de un puente pese a las constantes quejas de los vecinos. Ahora el camino que se sigue para legitimar esta decisión y que ningún grupo se atreva a cuestionarla es la de mostrar números y no solo eso sino que sean muy contundentes para evitar más quejas y no perder simpatías. Creo que sería un mecanismo valido si se hiciera una investigación de mercados confiable pero desgraciadamente en la mayoría de los casos, esto no ocurre.

2415619982_31bb9bed11.jpg

La verdad es que gran parte de estas “encuestas” no cuentan con un filtro para los participantes en donde podamos cerciorarnos de que cumplan el perfil necesario o incluso que sean informantes calificados para dar determinada opinión. Por ejemplo un cibernauta de Tabasco puede opinar si le parece bien o no la construcción del ya mencionado puente en el Distrito Federal o apoyar a cierto candidato de Nuevo León del que desconoce por completo su propuesta política y sobretodo que su posible gobierno no tendrá un impacto directo en los intereses y vida de dicho encuestado. En muchas de estas páginas se puede votar más de una vez lo cual evidentemente da pie a que sea un ejercicio altamente manipulable. Por otra parte tampoco se cuenta con una metodología estadística bien definida ni con un tamaño de muestra representativo de la población considerando a los que si cumplirían con el candado de entrada, que como comentamos antes no existe.

Lo preocupante ante esta situación, es que el gobierno tome decisiones importantes en base a información que fácilmente ha sido manipulada y sea poco confiable. Actualmente hemos visto sondeos que se han hecho como la ampliación del horario de los antros, la asistencia de Felipe Calderon al mundial u otros que en su mayoría tratan de enaltecer la popularidad de ciertos funcionarios públicos. Evidentemente estos son simples trucos publicitarios más que una investigación de mercados seria. Llevo trabajando en Investigación de Mercados cerca de 10 años y en mi opinión es muy irresponsable esta fiebre de encuestitis online, creo que es muy válido utilizar datos de encuestas para tomar decisiones importantes, obtener retroalimentación e incluso para hacer promoción. Todo esto siempre y cuando se cumplan con los requerimientos mínimos de calidad y confiabilidad y no se engañe a la gente. Amén.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post